Viaja de la costa al interior para visitar antiguos molinos harineros y ver cómo la elaboración artesanal del pan, las empanadas o la “enfariñada” se mantiene hoy en día para deleite del paladar.
Época recomendada: otoño
Tiempo: 2-3 días
Te llevamos por:

  • Xove
  • Viveiro
  • Ourol
  • Alfoz
  • Mondoñedo
  • Trabada

¿Sabías que?…

Si te fijas en el mapa de Terras de Miranda, hay cientos de ríos que surcan el territorio para desembocar en la recta cornisa cantábrica. Nombres que debes recordar son el Landro, que se convierte en la ría de Viveiro; el Covo, que acaba en Cervo; el Ouro y el Masma, que se funde en la ría de Foz; y el Eo que, también en forma de ría, limita Ribadeo y Castropol (Asturias).

Paradas

Ruta de los Molinos (Xove)

Este itinerario de 7 kilómetros por la orilla del río Rigueira te ofrece excursiones a través de un maravilloso paisaje fluvial y de ocho molinos de agua tradicionales. También verás otras típicas construcciones de la arquitectura popular gallega como los cabozos (hórreos) donde se guardaba el maíz. El “cabozo da Aira”, en Barxa-Lago, es una única pieza construida en piedra.

Ruta de los Molinos de Balea (Viveiro)

Este paseo de menos de 5 kilómetros por la orilla del río Landro, uno de los iconos de Viveiro, te seducirá por el hermoso paisaje, las cascadas y los 7 molinos harineros por los que pasa. Si te interesa el patrimonio, acércate a la mámoa (sepulcro prehistórico) de Penas Brancas de Galdo, a 4 km del pueblo. Aquí arriba, a 500 metros sobre el nivel del mar distinguirás el extenso valle del Landro, en el que acabas de estar.

Este conjunto megalítico está formado por cuatro mámoas, todas “violadas”, es decir, que conservan su coraza pétrea. En las cercanías existe un posible pozo utilizado para la preparación de otra mámoa.

Y para abrir el apetito, te proponemos visitar una panadería con taller participativo para aprender cómo se elaboran el pan y las empanadas. Allí te explicarán por qué usan una leña u otra en la cocción y qué características aportan al pan, visitarás los campos de trigo y verás la maquinaria antigua que se empleaba para elaborar estos dos fieles compañeros de la gastronomía de las Terras de Miranda.

Festa da Malla de O Rego da Ponte (Bravos, Ourol)

La Festa da Malla (Fiesta de la Trilla, en castellano) es una parada casi obligada si haces esta ruta en agosto. Presenciarás en primera persona cómo se separan los granos de trigo de la paja, tal y como se hacía antaño. Aprovecha para visitar los restos de la antigua casa señorial Ferrería de Bravos y disfrutar de los paisajes de la sierra de O Xistral.

Museo Etnográfico del Auga (Alfoz)

En la conocida como Finca Galea también organizan una Fiesta de la Trilla (Festa da Malla, en gallego) en agosto. Se trata de un museo etnográfico sobre la cultura del agua, los usos y hábitos tradicionales en las casas de campo gallegas. El conjunto, de unos 60.000 m2, lo componen un antiguo molino, un batán, una presa y la cascada del molino, todo en un hermoso paraje (visitable).

Muy cerca se encuentra el castillo de Castrodouro, que alberga el Museo de los Zuecos. Este era el calzado tradicional de nuestros antepasados que utilizaban, sobre todo, para trabajar en el campo. ¡Apunta! El tercer fin de semana de julio se celebra aquí un Mercado Medieval.

Mondoñedo

Decía el escritor gallego Álvaro Cunqueiro (s. XX) que “Mondoñedo es rica en pan, aguas y latín”. Llegados a la ciudad episcopal de Lugo, te recibirá el aroma de su famoso pan y de las empanadas cocidas sobre hojas de berza. Aquí también podrás participar en talleres en una panadería artesanal.

Hay varias fiestas que debes anotar. En el segundo fin de semana de agosto, el Mercado Medieval (declarada Fiesta de Interés Turístico Gallego), que rememora esta importante época histórica para el pueblo. Durante la tradicional feria caballar de As Quendas, alrededor del 1 de mayo, se celebra la Fiesta de Exaltación de la Empanada.

No dejes de ir hasta el barrio de Os Muíños, a unos 10 minutos de la catedral. Antiguamente, los canales artificiales de agua tenían la función de alimentar los molinos que dan nombre al lugar y que, hoy en día, inspiran el apodo de la «Venecia» de Mondoñedo. Además del hechizo de este paisaje de cuento, fíjate en el puente romano de O Pasatempo, testimonio pétreo de otro hito histórico. Allí, la mujer del Mariscal Pardo de Cela fue entretenida por el canónigo para que no presentase a tiempo el indulto de los Reyes Católicos y salvar la vida de su marido, que era ejecutado en la plaza de la Catedral.

Hace unos años, en el barrio de Os Muíños se puso en marcha un proyecto de promoción de la artesanía con talleres de oficios tradicionales (títeres, alfarería, cantería, estampa) visitables. En julio celebran la FeiraMostra.

Trabada

Finaliza esta Ruta de la Molienda en Trabada. Entrada del Camino Norte, una de las rutas de peregrinación a Santiago, aquí podrás probar las “enfariñadas”, un plato típico elaborado con harina de trigo, leche, huevos y sal y cuya masa se cuaja en aceite en el que antes se han frito chicharrones. Cuando está cocida, se desmenuza en trozos muy pequeños.

Se vienes en agosto, no te pierdas la Festa da Malla del Trigo de Vilapena (Fiesta de la Trilla, en castellano) . El cereal se recoge a la vieja usanza durante unas jornadas que mezclan alegría, trabajo y tradición. Aprovecha para recorrer la Ruta del Bosque de Vilapena, en la que encontrarás una gran diversidad de árboles.

¡Completa tu experiencia en las Terras de Miranda!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies